Motivos

Últimamente me estoy tomando más tiempo del habitual para escribir entradas y publicarlas, para poder reflexionar y valorar lo que ocurre en este momento en mi vida, y el porqué de las cosas. Tras el inicio de esta etapa, que para mi está siendo dura, a la vez que gratificante, he echado el freno, para poder pensar más fríamente las cosas, tras recibir preguntas de el motivo de mi andadura, de porque así, aquí y ahora, y he sentido la necesidad de buscar en mí misma mis respuestas, de entenderlas. En realidad hace apenas tres meses empecé a escribir, y quiero explicar porqué decidí hacerlo.

Hace ya muchos años necesité de gran ayuda psicológica, psiquiátrica y pedagógica para poder aprender a gestionar mis sentimientos, para poder asumir el dolor que me provocaban, y para ser capaz de mirar al futuro sin cargar con el pasado, porque este no me dejaba avanzar. Fue entonces que coincidí con la psicóloga que supo encontrar una válvula a mi presión interior, la escritura. Sabía que yo no hablaría a viva voz de lo que me ocurría, porque es siempre más duro hacerlo así, que hacerlo desde un segundo plano. Me enseñó a escribir desde dentro, me enseño la escritura automática. Era un recurso que me ayudaba a exteriorizar lo que de otro modo no sabía o no podía sacar, y que se enquistaba dentro de mi. Lo usábamos en la terapia para trabajar los problemas, y cuando necesitaba quitarme peso de encima, también lo hacía por mi cuenta, en mi casa, pero poco a poco la costumbre desapareció, y por suerte, hay cosas que aunque sea en un rinconcito de la mente, perduran.

Hace ya algunos años que rompí la relación tanto con mi hermana como con mi madre biológica por diversos motivos con los que no me voy a extender aquí para explicarlos, porque es muy largo y ya tendré tiempo para ello, sin embargo, ninguna de ellas se acaban de dar por vencida en este asunto, y cada cierto tiempo una u otra reaparece en mi vida sin avisar, da igual si cambio de numero, o si interpongo una denuncia más, ellas vuelven, y con cada nuevo contacto me vuelvo a tambalear, y vuelven recuerdos y momentos a mi mente, y vuelvo a torturarme. Es una situación que me desestabiliza mucho, lo extraño sería que fuera de otro modo, a fin de cuentas fue mi decisión la que puso una barrera definitiva entre ellas y yo, y por lo tanto, el peso de no saber si es la decisión adecuada recae sobre mis hombros. Aún así, sigo creyendo que es lo correcto, y mantengo mi postura,  firme, aunque duela.

Hace aproximadamente 3 meses recibí una nueva llamada. Hacía poco acababa de cambiar mi numero de teléfono, y nadie en común con ninguna de ellas lo tenía, por lo que no esperaba lo que ocurrió. Sonó el teléfono y escuche su voz, mi hermana. Pensé que sería mi subconsciente, hasta que me dijo que realmente era ella. Sin mediar palabra colgué el teléfono, una vez más, y mire el numero desde el que llamaba, para apuntarlo en la lista infinita que tengo ya confeccionada. Mi sorpresa vino al ver el prefijo, correspondiente a la comunidad en la que vivo yo, cuando ella vive en la otra punta del país. Eso me alteró mucho, porque significaba que se había desplazado hasta mi ubicación.

Llamadas con mi hermano, para avisarle de la última novedad, aviso en la policía, para que quede constancia, porque hay denuncias por amenazas hacia mi y hacia mi familia y acoso, y la rueda vuelve a girar.

Sentí que no podía más, que nunca acabaría esta historia, que me congela en el tiempo, sin poder avanzar. Sentí que volvería a reventar, como ya lo hice una vez, y no fue bueno el resultado de entonces. Entonces recordé mi válvula, y empecé a escribir. ¿Porque en un blog y no en papel? En realidad porque en ese momento estaba con el móvil y tenía la aplicación instalada de un blog que tuve hace tiempo, y fue la herramienta que tenía más a mano. Lo publique sin pensarlo demasiado, y seguí escribiendo, pero ahí quedó la cosa.

Al ver que era un desahogo me hizo ilusión poner un poco más bonito el fondo, una imagen… algo que le diera un poco de personalidad, a fin de cuentas estaba escribiendo mi vida, ¿Hay algo más personal que eso? Pero ya está, no había motivo ni motivación más que más que un desahogo, aunque una parte de mí también quería que alguien lo leyera, que no fueran palabras perdidas en un desierto. No promocioné nada, no lo difundí en ningún lado, simplemente lo colgué hasta que un día una persona llego de casualidad al mismo y me invitó a participar en un grupo, explicándome que había llegado a un conjunto de personas relacionadas con el mundo de la adopción que consideraban que les podía hacer bien. Me sonaba un poco extraño, que mi vida, que yo, pudiera ayudar en algún sentido a esta gente, pero porque no. Entonces si decidí seguir escribiendo, pero ya no solo de forma desordenada y auto-curativa, sino tratando de hacer el blog algo más ordenado y con sentido.

Varias personas empezaron a seguirme a mí y a mi historia, a hablarme desde un respeto y empatía, que no la pena desde la que se enfocan tan a menudo estos temas, a preguntarme con real interés, de un modo que me sorprendió muchísimo, a fin de cuentas, hasta entonces mi historia la conocía bastante poca gente, que aunque lo intentara, no podía situarse en ningún prisma reflexivo, porque la verdad es que les sonaba a chino todo lo que podía contarles, y las conversaciones acababan poco más que diciendo, que pobrecita lo que has tenido que pasar. Noté esa diferencia, y me sentí, por una vez, apoyada por gente ajena a mi entorno más cercano, alegre de pensar que alguien podía leer mi historia, y a la vez que yo me ayudaba a descargar mi ansiedad, podía en parte beneficiarse de la lectura. Para mi se creó un círculo, donde yo daba y a la vez recibía, y entonces, me sentí satisfecha y por eso decidí continuar.

Anuncios

18 comentarios en “Motivos

  1. Hola! He estado leyendo tu blog y me ha gustado mucho tu estilo personal de escribir tu vida. Al leerte me senti identificada contigo en los motivos que a mi tambien me han llevado a escribir un blog desde ya hace tiempo. Como adoptada no solo he necesitado desahogarme de lo doloroso de mi pasado sino escribir el testimonio de mi vida para sanar y de paso, ayudar a otros adoptados que pueden tener una historia parecida a la mia y que les sirve leerme. He notado que me leen muchos padres adoptivos, que dicen que me leen porque mi blog les ayuda a entender mejor a sus hijos y que mi blog ayuda a crear conciencia de cambios que debe hacer la sociedad con respecto a los adoptados. Por epocas escribo mucho y a veces pasa tiempo donde no escribo. Ha sido una actividad muy terapeutica para mi escribir un blog, pues hay lectores muy comprensivos con mi historia y tambien muy respetuosos con lo que he vivido. Recomiendo mucho a los adoptados escribir un blog, somos muy pocos los que lo hacemos. Se que a muchos se les dificulta exteriorizar lo que sienten y han vivido, pero esforzarse por hacerlo creo que es importante para sanar muchas cosas duras que se han vivido y superarlas para seguir la vida presente en paz.

    Le gusta a 2 personas

    1. Gracias Ana, la verdad que somos muy pocos y a parte de padres adoptivos, que son los lectores mayoritarios, nos lee poca gente. La verdad que a mi me aburre lo mismo, me preguntan bastante, y en cierto modo sentir que podemos intentar cambiar algo, es gratificante. Gracias.

      Le gusta a 1 persona

  2. Me inmiscuyo en la conversación, y la verdad es que si me tengo que poner adjetivos como madre seria madre adoptiva y de elegir una víscera, a estas alturas, no sería el corazón. Tengo la suerte de que mi hija me mostró el camino para darme cuenta que, como dices, detrás de la adopción hay mucho más y que sin amor no hay nada que hacer, pero con él, en ocasiones, no es suficiente.

    Le gusta a 1 persona

  3. Yo soy madre adoptiva, y adoro a mis tres hijos, pero con eso no es suficiente. Quiero comprenderlos, entender sus sentimientos. Verbalizarlos no siempre les resultará fácil. Leerte a ti me ayuda a ser mejor madre para ellos, a anticiparme y a escucharlos mejor. Tu desahogo es una bendición para mí. Muchas gracias por hacerlo.
    Y Ana, me encantaría conocer tu blog, si tú quieres.

    Le gusta a 1 persona

  4. Es muy interesante, en mi opinión, el tema que introducís y que tiene que ver con la banalidad con la que se utiliza este sentimiento, de contornos ciertamente difusos como es “el amor”. Lo primero que me viene a la cabeza es ¿que es el amor?, por que con cierta frecuencia se utiliza como un instrumento de posesión, cuando no de dominación: yo te quiero, por que soy tu madre, tu padre o tu abuela, acogedora, etc y como yo te quiero tu “me debes querer también”. Sin embargo, pienso que estaríamos de acuerdo, que la definición del amor, en especial en términos paterno filiales es todo lo contrario a la posesión, y contiene dos de las mas bellas que se ha escrito jamas, el altruismo, la generosidad.
    En la propuesta para la reflexión de Nabi, que apreciamos quienes la seguimos por su compromiso con desnudar de tópicos y de mitos, el cuento chino de fueron felices y comieron perdices (nunca la vida es así), hay dos ejemplos evidentes de comportamientos destructivos disfrazados de amor familiar(madre bio y hermana bio).En los hechos que describe Nabi se ve de forma muy clara, pero quiero llamar la atención en otros muy poco cuestionados socialmente, pero absolutamente destructivos y que producen el mismo efecto: llevar a la anulación mediante el miedo.
    Le doy vueltas muchas veces a lo que se esconde, a lo subterráneo, en este sentido el miedo (Punset dice que la felicidad es la ausencia del miedo) adquiere una forma de evidencia totalmente razonable en el caso que describe Nabi, (no me refiero tanto a miedo físico sino al peor al psicológico).La cuestión, no tan evidente, es la existencia de ese miedo, ese terror psicológico, en hijos de familias llamadas normales,algunos “torturados” a lo largo de sus vidas con la idea de que fuera de la protección de la familia, fuera del guión que les han marcado, el mundo es un lugar peligroso en el que no vale la pena vivir.Yo te quiero, te ultraprotejo, te lo doy todo(lo material) y puesto que quiero lo mejor para ti, no espero que te conviertas en una persona libre, sino en un súbdito agradecido…..

    Le gusta a 1 persona

  5. Una reflexión buenísima Blanca. ¿Que es el amor? Una cosa es la definición que daríamos de forma racional y socialmente aceptada, de sentimiento incondicional, pero es cierto lo que dices, es un arma de doble filo, como yo te quiero, tu me debes querer, y es peligroso utilizarlo de ese modo, puede llegar a convertir a niños en marionetas que se ocultan para dar la cara que se espera de ellos.

    El felices para siempre, es obra de Disney, en la vida eso no es posible, por deducción lógica, todos tenemos problemas, desde el inicio hasta el fin de cada etapa, que se superan de un modo u otro, o en el peor de los casos no se supera, pero nunca es un camino de rosas.

    El miedo, en su esencia es necesario, es una forma de protección y supervivencia innata de las personas, pero que por desgracia hay gente que la sigue usando como método de control, y por consiguiente, de destrucción.

    Blanca, quisiera pedirte permiso para trasladar esta reflexión a un grupo que administro en Facebook, al que por supuesto estas invitada, me parece realmente interesante para debate.

    Un saludo

    Me gusta

  6. Perdón por el atrevimiento pero yo también he enviado una solicitud para unirme al grupo de facebook. Soy madre adoptiva desde hace dos años de un niño de nueve y te estoy muy agradecida por tu blog.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s