El dolor no se olvida

¿Cuando acaba el proceso de adopción? ¿Cuanto tiempo hace falta para superar, olvidar y poder dejar atrás todo el sufrimiento? ¿Cual es el momento en el que las cadenas desaparecen para por fin dejarnos ser libres? Supongo que muchos padres adoptantes y adoptivos, y por supuesto, muchos, muchísimos adoptados se lo preguntan, cuando va ha pasar el tiempo y al fin van a dejar atrás todo lo que no debió ocurrir y que les llevó a esta situación. Supongo que cada caso llevará unos tiempos, pero para mi solo hay una respuesta, y supongo que es la misma para la mayor parte, nunca. El proceso no acaba, porque ser adoptada no es algo pasajero, no es algo que un día deje de serlo, no puedo dejar de ser adoptada y olvidar lo vivido, y hacer como si nada, esto no funciona así. No soy capaz de dejar atrás el abandono, las humillaciones, los abusos o las violaciones y crearme una realidad paralela en mi mente donde haya tenido una infancia feliz, con mi familia. Lo siento, pero no puedo. ¿Acaso una mujer violada puede olvidar? ¿Se puede olvidar la muerte de alguien cercano? Simplemente se puede aprender a sobrellevarlo y a vivir con ello, pero no desaparece.

Durante mucho tiempo quise creer que con los años lo olvidaría, y que entonces yo sería una más, que sería igual al resto, y que esos horrorosos 9 años, algún día dejarían de marcar mi vida y mi ser, para pasar al olvido, para dejar de existir. Mi madre siempre ha tratado de decirme que no puedo permitir que me marquen, que solo son 9 años de una vida y eso no puede enfocar el resto de la misma, y yo solo trato de fingir que así es, porque a pesar de los intentos por hacer que ese olvido, esa superación sea real, una parte de mi necesita respuestas que no obtendrá, y es una carga que pesa, y cuando consigo calmar esa absurda ansiedad, mi hermana, mi madre biológica, algún tío o primo biológico… vuelve a recordarmelo. Se que ella, mi hermana, no puede avanzar, su mente se quedó bloqueada en el día que entramos a esa cárcel de niños que llaman centro de acogida, y que su única obsesión es volver a estar con mi hermano y conmigo viviendo con nuestra madre, siendo una familia idílica, la familia que nunca fuimos y que no es capaz de asumir que nunca seremos. No se como lo hace, pero siempre consigue localizarme, y cuando parece que ya ha pasado, que ya vuelvo a  estar bien, aparece para volver a desestabilizarme una vez más, y volver a meterme en el círculo vicioso del que parece que no puedo terminar de salir. Si, aunque trate de exteriorizar que ya no me afecta, que ya no tengo relación con ella, que ya todo está bien, me duele oírla, me duele no poder hacer nada más por ella, me duele que las cosas sean así de complicadas para todos, porque no es justo que tenga que ser así.

Es algo que durante mucho tiempo he callado, como tantas y tantas cosas que no digo por no hacer daño a las gente que me quiere y que sufre cuando no estoy bien, por evitar explicar cosas que parece que no quieren o no son capaces de entender y asimilar, y es algo que a todos los padres adoptantes deberían advertirles antes de adoptar, especialmente a aquellos padres que se aventuran a adoptar a niños mayores. Y es que el dolor no se olvida, las vivencias y penurias no desaparecen al llegar a casa, ni con los psicólogos, ni con los años. No, no hay nada que lo pueda hacer desaparecer porque es una parte intrínseca de nosotros, algo esencial de nuestro ser, una parte fundamental de nuestras vidas. Yo simplemente aprendí a callar lo que nadie quería escuchar, lo que comprendí que nadie quería ver ni oír, porque es más fácil pensar que todo está bien, que aceptar que tendremos que vivir siempre con ello , y al final no queda otra que aprender a silenciar nuestra propia voz, para que las palabras no duelan. Parece que no olvidar implica no avanzar, que seguir sufriendo implica no curar las cicatrices del alma, y que sentir un profundo dolor por las personas que inevitablemente dejamos en la mochila nos mantiene anclados en un pasado oscuro, cuando no tiene porque ser así. Se puede aprender a vivir con ello, a gestionarlo, a asimilarlo, a ver que no es más que una etapa de la vida en la que hemos tenido mala suerte, pero que ya pasó. Espero que llegue ese día, el día en el que pueda decir que he conseguido vivir en paz conmigo misma, y que ya esto no me afecta.

Anuncios

14 comentarios en “El dolor no se olvida

  1. Muchísimas gracias por contarlo y compartirlo con quienes te seguimos. Yo, madre por adopción de tres hijos, espero ser capaz de tragarme mi dolor cuando ellos sufran como haces tú y que no tengan que callarse para no hacerme daño a mí. Y espero que para ti suponga un alivio, aunque sea pequeño, verbalizarlo en este espacio. Gracias.

    Le gusta a 1 persona

  2. Definitivamente me impresionó mucho tu artículo. Estoy a punto de ser mamá x adopción y nunca había visto la realidad de lo que ha vivido y va a vivir mi hija. Muchas gracias! Sin embargo te comparto algo que pudiera ayudar. Aunque mi realidad es muy distinta a la tuya, también he tenido que llevar cargas pesdas en mi vida. Me he acercado a Dios y me he dado la oportunidad de buscar en su Palabra, la Biblia, las repuestas. Es algo maravilloso. Es entender que El sí puede llevar las cargas que yo no puedo. Qué El es el único médico de corazones que existe y aunque yo no entiendo muchas cosas, me basta con saber que El me va a llevar de la mano, porque El sí entiende y eso es suficiente. Te comparto lo que yo he vivido, deseando de todo corazón que la felicidad que ya has encontrado se aumente y sea completa, y te expresó mi admiración x ser una valiente y una guerrera para salir adelante.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por compartirlo, yo soy incapaz de creer, viví 5 años en el infierno bajo una institución de monjas… Con ellas perdí la fe.

      Gracias de nuevo y mucho ánimo, queda mucho camino por recorrer

      Me gusta

  3. Espero que este espacio le de voz a tu dolor. Que ayude a cicatrizar la herida. Creo que la cicatriz siempre estará, pero la herida dejará de sangrar. Estoy segura que tu familia y tus amigos te aman con todo lo que eres. Yo te agradezco enormemente la valentía que muestras en este espacio, mis hijas son pequeñas todavía pero tus palabras me ayudan a entender…

    Le gusta a 1 persona

  4. ¿Se te ocurre cómo lo podriamos hacer las familias adoptivas para que nuestrxs hijxs puedan compartir su dolor con nosotrxs? Nunca se lo he minimizado, he intentado acompañarla, pero creo que llega una edad cuando somos adultxs que intentamos proteger a lxs que queremos y nos quedamos con nuestro dolor. Por eso siempre he pensado que esta bien tener un espacio “neutral” donde vomitarlo. Ya sea en terapía, escribiendo o cómo cada cual pueda y sepa. Quedarselo dentro no porque por muy fuertes que creamos ser, somos personas.

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues no lo se, yo a mis padres nunca les he involucrado, la verdad que por miedo a hacerles daño. ¿Tratar de hablar con ellos? Pues dependerá del niño, algunos lo aceptaran, otros como es mi caso no, algunos lo vivimos como algo muy nuestro. Soltarlo es bueno, a mi me ha costado muchos años, hasta que he empezado a escribir, pero ahora estoy mejor

      Le gusta a 1 persona

  5. La verdad es que es una pena que no puedas contar a las personas que te quieren y que supongo que quieres lo que te preocupa. Yo espero que mi hija adoptiva me cuente todo lo que vaya sintiendo a medida que le sucede, me dolerá que se sienta mal, pero más duele como padre que tu hijo no quiera compartir eso conmigo . Pero también con eso los igualo a los niños biológicos a los que les hemos impuesto una personita en su vida que no han pedido con unas necesidades que hace que ellos su vida cambie, espero que mis tres hijos siempre me puedan contar todo lo que sienten por duro que sea oírlo, más duro es mi oírlo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s