El centro de “acogida”

Todo lo relacionado con como llegamos allí es muy complejo y difícil de explicar, y muy duro, porque aún habiendo pasado muchos años, habiendo superado muchas cosas, tengo esa espina clavada y por mucho tiempo que pase, no dejara de dolerme. Por mucho que viviera con mi madre biológica, por mucha situación insostenible que viviéramos, ella era nuestro único referente, y prácticamente la única persona con la que teníamos relación, entre otros motivos, porque no nos tenía escolarizados y apenas nos sacada de la casa, por lo que teníamos una dependencia física y psicológica muy fuerte, era lo único que conocíamos. Llegar a un internado en mi caso fue algo que se grabo en la mente, desapareció el poco sentimiento de pertenencia y con ello parte de mi. Con el paso de los años pude ver y ser consciente de que era lo mejor, que fue mi salvación, pero en aquel momento no lo veía así.

Mi hermana tiene 7 años más que yo, por lo que todo esto le pillo con unos 11 años cuando llegamos al “hogar”, fue la primera y la que más ha sufrido y ha visto, tanto que su visión como su cabeza se han nublado y hoy es el día en el que ella sigue sin superarlo y sigue afectándole tanto que no le permite hacer una vida normal. Nació prematura de una madre adolescente que consumía todo lo que llegaba a sus manos y que se prostituía, probablemente durante el embarazo también y sin un padre. Durante su infancia sufrió palizas, abandono y hambre. Cuando mi madre biológica se junto a mi padre, la situación se estabilizó un poco, la adoptó como propia y nací yo. Poco después de mi nacimiento mi padre desapareció, tengo entendido que se marcho con otra mujer y los abusos y maltratos volvieron hacia las dos. Por algún motivo, mi hermana relaciono mi nacimiento con la marcha de mi padre, y por lo tanto con la vuelta de los maltratos, por lo que siempre me ha culpado a mi de todo., y nunca me lo ha perdonado (de ahí la extraña relación que hemos tenido, que ya comentare en otro momento).

Tras el nacimiento de mi hermano y las denuncias que interpuso su padre biológico, tardaron más de un año en llevarnos a un centro de acogida. Un año en los que los abusos se intensificaron por la rabia de mi madre biológica, un año en el que nadie hizo absolutamente nada, solo esperar, porque alguien decidió que con quien íbamos a estar mejor que con nuestra madre, hasta que un día ingresé yo, tengo entendido que de los golpes tenía una hemorragia interna, no lo recuerdo bien. Recuerdo trazos e imágenes en el hospital, poco más. Fue cuando el hospital puso una denuncia por presuntos malos tratos cuando empezaron a hacer algo, cuando todo esto se podía haber evitado. Aun así volvimos con ella hasta que nos llevaron al centro, porque todo eso había que demostrarlo. Según los informes fueron los bomberos los que fueron a buscarnos alertados por los vecinos que no paraban de oírnos llorar, yo sin embargo recuerdo llegar de la mano de mi madre, con un hombre alto en un coche rojo, aunque ese recuerdo puede corresponder con alguna de las múltiples visitas que hubo posteriormente.

Aún siendo pequeña, yo tenía casi 4 años, puedo recordar muchas cosas, puedo recordar que no quería dormir allí, que solo preguntaba por mi madre, puedo recordar como a mi hermano le separaron de nosotras y lo llevaron a otro centro, porque era muy pequeño y allí no tenían niños tan pequeños, y hasta cumplidos los 3 años no volvimos a saber de él, puedo recordar los golpes de mi hermana diciéndome que yo tenia la culpa de todo, hasta perforarme un oído con el picaporte de una puerta, y  sin entender el como ni el porque, me vi, sin mi hermano, sin mi madre, a la que entonces yo tenía idealizada, con una hermana agresiva que me culpaba de todo, en un lugar muy grande y desconocido, donde yo no era más que una más, en un lugar donde si te ocurría algo nadie lo evitaba o le quitaba importancia.

Durante el tiempo que viví allí, unos 5 años aproximadamente lo que más recuerdo es el miedo, un terror que muchas veces era agónico. Estábamos niños desde 3 años hasta los 18, por lo que los pequeños nos llevábamos la peor parte, porque aunque hay de todo, entre los mayores siempre había alguno que se entretenía machacando a los pequeños. Nadie evitaba los golpes ni las agresiones sexuales, y mejor no contar nada, porque entonces era peor, sabíamos perfectamente que entonces se repetirían de nuevo y la actitud de las personas que se supone que tenían que velar por nosotros era mirar para otro lado y decirnos que no sería para tanto.

Tengo un momento grabado en mi mente, que sinceramente no se si realmente ocurrió o solo lo soñé, pero ahí está. No puedo ubicarlo en el tiempo, tal vez tendría yo 6 años, no lo se, solo se que estaba yo en una ventana subida y que quería saltar, hasta que apareció el único amigo que recuerdo bien, que no se como lo hacía pero siempre aparecía cuando estaba metida en algún lío. No se que pasaba por mi mente, tal vez solo había oído alguna historia de hadas y yo también quería volar, pero es una recuerdo tan nítido que aún me sigo preguntado que paso aquel día.

Durante aquellos años a mi madre le “concedieron”, y lo pongo entrecomillado porque casi era a la fuerza, varias visitas, a las cuales muchas veces no acudía, y varias salidas nuestras, en nuestros cumpleaños, navidades y demás, para pasar la noche con ella. Casi siempre encontraba alguna excusa para no llevarnos con ella, y cuando lo hacía tampoco era mucho mejor, porque volvíamos a repetir una y otra vez las situaciones anteriores al centro. Pasamos 5 años de miedo, de angustia, sin saber que pasaría con nosotros, de los que hemos tardado mucho tiempo en poder recuperarnos, pero que no podremos olvidar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s