¿Porque madre?

¿Porque nunca apareciste en el juzgado? ¿Porque nunca fui suficientemente importante para ti? Es una duda que siempre he tenido, y que siempre me quedará, y un dolor que aún persiste, aún habiendo pasado muchos años. Nunca lo entendí, me hiciste sentir tan chiquitita, tan poca cosa, tan insignificante, que aún duele.

Yo tan solo tenía 8 años y medio el día que llegué a mi nuevo hogar, por aquellos años hubo un juicio por mi custodia, custodia que tú aún podías reclamar como madre biológica , era una última oportunidad de evitar que quien entonces eran unos desconocidos para mí se llevaran a TU hija, y sin embargo te dió igual, tú nunca apareciste allí, nunca hiciste nada por evitarlo.

Durante mucho tiempo quise creer que algo te habría pasado aquel día, tal vez nadie te notificara la vista, tal vez tuviste un accidente, tal vez… Pero no, si te notificaron que habría un juicio, tengo constancia de que incluso la propia asistente social habló contigo un par de días antes para recordartelo, no tuviste un accidente, no ocurrió absolutamente nada que impidiera tu asistencia, simplemente no te importé lo suficiente como para levantarte ese día de la cama.

Llevo muchos años arrastrando ese peso, porque nunca he encontrado una explicación menos dolorosa. He llegado a entender muchas cosas de las que viví contigo, he llegado a entender tus vicios, tu mala vida, el abandono, los abusos…  Aún siendo algo completamente irracional, he podido buscar motivos para excusar tu actuación, para no sentirme tan poca cosa, para no creer que lo que ocurrió realmente es que nunca me quisiste lo suficiente como para intentar luchar por mi. Sin embargo, nunca entenderé como nunca apareciste en la que era la última oportunidad que tenías de intentar mantenerme a tu lado, la última oportunidad de ejercer tu derecho a ser mi madre, y como prácticamente regalaste a tu hija a sus nuevos padres.

Han pasado muchas cosas desde entonces, mucho tiempo entre ese día y hoy, y es hoy cuando te doy las gracias, gracias por no aparecer, gracias por no estar ahí, conmigo, gracias por despreciar tanto mi existencia como para evitar en la medida de lo posible separarte de mi, gracias por darme esta oportunidad de ser mejor, de conocer a mi familia, de tener una buena vida y de ser feliz, porque tu ausencia marco los pasos para que hoy las circunstancias de mi vida sean las que son, porque mientras para ti solo era un estorbo, para mis padres soy una hija. Y aunque me duela, gracias por permitirme ser feliz.

Anuncios

2 comentarios en “¿Porque madre?

  1. Me impresiona la capacidad resiliente que has llegado a tener para reconvertir ese lógico dolor que todas tendriamos al saber que nuestra madre o nuestra familia no hizo lo posible por continuar con nosotras y no llegar a abandonarnos. Reconvertir ese dolor para terminar dandole las gracias es llevar unas gafas con una buena graduación para sobrevivir y continuar hacía adelante por mucho que duela.
    Infinitas gracias por compartir temas tan íntimos que ayudan a que podamos comprender mejor a nuestrxs hijxs adoptadxs.
    Me queda bien claro que ese fué tu enfoque pero cada persona tendra el suyo con una vivencia similar, en eso consiste la resiliencia, no todas las personas lo somos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s